¿Qué son los selladores de fosas y fisuras y para qué sirven?

Un hecho importante en el desarrollo bucofacial de los niños es la erupción de los primeros molares, las conocidas “muelas de los 6 años”. Aparecen detrás del último molar temporal presente en la boca.

La erupción de estas muelas no va precedida de la pérdida de ningún diente de leche, por lo que puede pasar desapercibida. Su posición en la arcada dificulta su correcto cepillado y las hace muy vulnerables a padecer caries.

Una de las medidas preventivas que podemos aplicar a estas muelas es la colocación de selladores.

selladores

Todas las muelas tienen surcos naturales donde se produce acúmulo de comida, además estas pequeñas fosas dificultan el cepillado. Los selladores son una fina capa de resina que colocamos en los surcos de las muelas de forma que las protegemos de posibles ataques ácidos provocados por las bacterias.

Sin embargo tenemos que tener en cuenta que no todas las muelas se pueden sellar ni todos los niños son buenos candidatos para este tratamiento. Las muelas deben estar sanas en el momento de colocar el sellador, de otro modo podría ser perjudicial para la pieza dentaria. Debe ser el odontopediatra el que evalúe la necesidad y el momento de colocar o no los selladores.