Las hojas de té verde están compuestas por polifenoles. Estos compuestos naturales han  resultado ser beneficiosos para la salud por su actividad antioxidante.

Gracias a ellos, esta bebida tiene efectos positivos contra el envejecimiento prematuro de las células, el corazón y enfermedades metabólicas. Ahora, un estudio del Departamento de Anatomía y Biología Celular del Instituto de Tecnología de Israel, ha descubierto que los polifenoles del té verde nos protegen contra las bacterias que inducen la aparición de caries. ¡Además que ayudan a combatir la halitosis!

Se sigue investigando sobre el tema, pero estos descubrimientos desvelan el creciente interés que está suscitando este bebida en el campo de la salud oral.

Fuente: Revista del Consejo General de Dentistas de España.