Después del verano es normal subir un poco de peso y nos entran las prisas por bajar “esos kilitos de más”. Surgen las dietas milagrosas que prometen hacernos perder muchos kilos en poco tiempo y eso suena a bueno y a fácil… y nos olvidamos de las virtudes de nuestra maravillosa dieta mediterránea.

¿Cómo afectan estas dietas milagro en nuestra salud bucodental?

  • Muchas de estas dietas suprimen los lácteos (leche, yogures, quesos) y muchos estudios demuestran que el déficit de calcio aumenta el riesgo de padecer caries o enfermedad periodontal.
  • Una dieta inadecuada modifica la ecología microbiana oral por medio de varios mecanismos, incluyendo la alteración de las propiedades antibacterianas y fisicoquímicas de la saliva. Esto permite que la enfermedad periodontal avance más rápido.
  • La falta de vitaminas o de magnesio puede alterar la salud de nuestras encías y de nuestros huesos. Recordamos que el ligamento periodontal y el hueso maxilar son los que sujetan nuestros dientes.

Así que es preferible llevar una dieta sana y equilibrada y practicar ejercicio físico para preservar tu salud bucodental mientras mantienes el peso a raya.