Se conoce como abrasión cervical a la pérdida de estructura dental de origen traumático que afecta al área cervical (cuello) del diente.

Este tipo de daño es muy común y normalmente está producido por una incorrecta técnica de cepillado: cepillos demasiado duros, aplicación de una fuerza excesiva o empleo de pastas dentífricas demasiado abrasivas. La abrasión cervical por cepillado de dientes es más intensa en el lado izquierdo de la arcada cuando se trata de personas diestras, ya que cepillan con más fuerza el lado izquierdo.

Al ser un proceso lento, permanecen asintomáticos durante mucho tiempo. En algunos individuos, la abrasión cervical progresa rápidamente y la dentina queda expuesta, por lo que produce hipersensibilidad dental.

El tratamiento de las abrasiones cervicales se hace mediante odontología restauradora (empastes), además de corregir los hábitos que las producen. También recomendamos utilizar pastas especiales para tratar la hipersensibilidad.